¿Por qué los sueños son tan creativos? El sueño y los sueños son algunos de los aspectos más investigados de la neurociencia y la psicología, pero aún son algunos de los menos comprendidos. Las ideas detrás de los sueños y la creatividad provienen de la función de dormir en la memoria y el hecho de que, mientras estamos dormidos, nuestros cerebros están libres de las sensaciones habituales y, francamente, pueden volverse locos.

Los sueños mejoran tu memoria

El sueño es parte integral de la memoria. Cuando duermes, tu cerebro tiene la oportunidad de olvidarse un poco del mundo exterior y concentrarse en sí mismo. Durante este tiempo, puede mejorar las conexiones entre diferentes partes del cerebro y producir cambios estructurales que se convierten en nuestros recuerdos, un proceso conocido como consolidación. Esta plasticidad, la capacidad de cambiar en relación con la experiencia previa, es lo que hace que el cerebro sea una gran máquina.

Un estudio alemán en 2004 demostró lo importante que es dormir para que puedas crear nuevos recuerdos y obtener información sobre nuevas ideas. El equipo enseñó a los participantes una tarea numérica simple. A medida que aprendieron las reglas, los participantes pudieron ser cada vez más rápidos. Sin embargo, había un truco que podrían usar para ser mucho más rápidos, si lo descubrían. Luego privaron del sueño a algunos de los sujetos y permitieron a otros dormir bien por la noche. Otro grupo aprendió la tarea en la mañana y luego regresó después de ocho horas de vigilia regular. Luego emprendieron la tarea nuevamente. Los que habían dormido bien por la noche tenían el doble de probabilidades de descubrir el pequeño truco, porque sus cerebros habían estado agitando el problema durante la noche. Tu cerebro no se apaga durante la noche, continúa funcionando incluso mientras descansas.

Pero como sabrás por experiencia personal, mientras todo esto sucede, tu cerebro no está completamente apagado. Durante el sueño, tu cerebro realiza ciclos a través de diferentes fases, conocidas como el ciclo del sueño. Hay cinco fases diferentes en total, pero la que es de mayor interés para los investigadores y los creativos es el sueño REM. REM significa movimiento rápido de los ojos porque eso es lo que hacen los ojos de alguien en esta fase del sueño: se mueven frenéticamente como si la persona estuviera mirando un millón de cosas diferentes con los ojos cerrados.

Esta es la fase del sueño cuando ocurren la gran mayoría de los sueños. También es el momento en que tu cerebro está tratando de conectar los puntos entre nuevos eventos, algo que sucedió ese día o algo en lo que podrías haber estado pensando justo antes de acostarte, y viejas experiencias. Es cuando tu cerebro está tratando de darle sentido al mundo al unir dos y dos y obtener… 2,965.

Es por eso que los sueños a menudo no tienen sentido.

Sin la racionalización de ideas habitual de su conciencia, tu cerebro puede intentar unir ideas incongruentes para ver qué encaja.

Si quieres usar el sueño para mejorar tu memoria, asegúrate de leer tu libro antes de acostarte. Es mucho más probable que recuerdes algo que aprendiste justo antes de irte a dormir que algo de horas antes. Esto también puede ser una buena evidencia para tomar siestas durante el día. Si estás aprendiendo algo nuevo, permitir que tu cerebro absorba la nueva información a través del sueño poco después de haber intentado asimilarlo puede significar que se consolide en tu memoria y se conserve listo para su uso posterior.

Creativamente, si deseas tener algunas ideas nuevas a disposición de tu cerebro, también puedes leer sobre ellas justo antes de acostarte y así tenerlas frescas y listas en tu memoria para el día siguiente.

Los sueños te hacen más creativo

Este ‘poner dos y dos juntos’ se conoce como memoria relacional, y es la base de toda creatividad, ya sea que se trate de vos en sueños o cuando estás despierto. Descubrir las relaciones entre lo que podrían parecer dos piezas dispares de información o conocimiento es cómo las personas tienen ideas creativas. Soñar es solo una forma particularmente eficiente de que esto suceda y, por lo tanto, cuando se pueden buscar importantes avances creativos.

Varios estudios recientes han encontrado que el sueño REM, cuando estamos soñando, es parte integral de la creatividad. En un estudio de la Facultad de Medicina de Harvard, los sujetos fueron despertados en diferentes períodos del ciclo del sueño. Algunos se despertaron en la fase de sueño profundo, cuando el cerebro está descansando y no se producen sueños, mientras que otros se despertaron durante el sueño REM cuando soñaban. Luego, en este estado atontado, tuvieron que tomar una serie de pruebas de creatividad. Los soñadores tenían una ventaja del 32% en las pruebas sobre los que dormían profundamente. Los investigadores en este estudio sugirieron que el sueño REM hace que el cerebro sea más flexible y abierto a nuevas formas de pensar.

Otro estudio de la Universidad de California encontró que, mientras el sueño REM está involucrado, sos aún más creativo después de una siesta. Los investigadores observaron qué tan bien los participantes obtuvieron puntajes en una prueba de creatividad después de tomar una siesta larga que involucraba un poco de sueño REM, durante el cual soñaron, o una siesta más corta cuando no tenían tiempo para entrar en una fase de sueño REM (generalmente aproximadamente una hora después de que te duermas). Una vez más, los soñadores obtuvieron resultados significativamente mejores en las pruebas de creatividad que las personas que no llegaron a la porción REM de su siesta.

Usa tus sueños para alimentar tus creaciones

Es un cliché decir que es aburrido escuchar sobre los sueños de otras personas. Hasta cierto punto, como todos los clichés, eso es cierto. Tus sueños son únicos para vos, y solo tus experiencias anteriores, tus pensamientos actuales y tus emociones continuas pueden usarse para tener sentido. Pero los sueños son una visión interesante de otras personas: pueden decirte lo que realmente está en la mente de una persona, exactamente porque son una manifestación de sus experiencias, pensamientos y problemas.

Comenzá a llevar un diario de sueños para registrar lo que sucede en tu cabeza durante la noche y compartí tus sueños con los demás. Puede ser que tu cerebro tenga grandes ideas cuando menos te des cuenta.

Por Andrew Tate en Canva


0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

es_ESEspañol